Texas podría recibir inicialmente más de 200,000 dosis, según el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, pero la agencia no ha recibido un cronograma de cuándo llegarían. La compañía ha dicho que planea enviar 20 millones de inyecciones en los EE. UU. Para fines de marzo y 80 millones de dosis adicionales antes de fines de junio.

Texas recibió alrededor de 1,5 millones de dosis de vacunas de Pfizer y Moderna esta semana, incluidas las dosis que no se habían entregado a principios de mes debido a la tormenta invernal.

A diferencia de esas vacunas, la fórmula de Johnson & Johnson es la primera que solo requiere una dosis y se puede almacenar a temperaturas de refrigeración regulares. Los otros requieren dos dosis, y las dosis de Pfizer deben almacenarse a temperaturas bajo cero.

En los ensayos clínicos, la nueva vacuna funcionó especialmente bien para proteger a los receptores de enfermedades graves y hospitalizaciones, pero su tasa de eficacia del 72% en los ensayos de EE. UU. Es menor que la de sus competidores, que demostraron tener una efectividad del 94% al 95% contra COVID-19. .

Sin embargo, la vacuna de Johnson & Jonshon se probó mientras las variantes de COVID-19 se estaban generalizando y no está claro si las tasas de eficacia de las otras dos vacunas podrían verse afectadas por las variantes.

Se han administrado cinco millones de dosis de vacunas en total en Texas hasta el 25 de febrero. Eso equivale a aproximadamente el 5.8% de la población del estado, un largo camino entre el 70% y el 80% que los expertos estiman que es necesario para lograr la inmunidad colectiva. Se requeriría que casi el 100% de los adultos estuvieran vacunados para alcanzar esas cifras, según las cifras del censo.

Los científicos aún están monitoreando qué tan bien las vacunas previenen la propagación del coronavirus, y los funcionarios de salud aconsejan a las personas vacunadas que continúen usando máscaras, distancia social y sigan otras pautas de seguridad de COVID-19.

El gobernador Greg Abbott anunció el jueves que él y otros funcionarios estatales están considerando cuándo eliminar el mandato de máscara en todo el estado y otras órdenes de emergencia relacionadas con COVID-19. Dijo que haría un anuncio «muy pronto».

Pero incluso cuando las hospitalizaciones y las muertes han disminuido en las últimas semanas, los funcionarios de salud de EE. UU. Han advertido a los gobernadores que eviten eliminar las restricciones demasiado pronto.

Those declines “may be stalling,” said Rochelle Walensky, the director of the U.S. Centers for Disease Control and Prevention, at a COVID-19 White House briefing Friday. The CDC has also continued to sound the alarm about variants of the virus that continue to spread in the U.S, she said.

“It’s important to remember where we are in the pandemic. Things are tenuous,” Walensky said. “Now is not the time to relax restrictions.”

This article originally appeared in The Texas Tribune at https://www.texastribune.org/2021/02/27/coronavirus-texas-vaccine-johnson-fda/.

The Texas Tribune is a member-supported, nonpartisan newsroom informing and engaging Texans on state politics and policy. Learn more at texastribune.org.

Fuente: https://www.hoydallas.com/

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *